¿Tienes una tarjeta de crédito cuya deuda es eterna? ¿Nunca acabas de pagar el crédito dispuesto con tu tarjeta? Posiblemente tengas una tarjeta revolving.

El Tribunal Supremo calificó de abusivos los intereses pagados por la usuaria de una tarjeta revolving de WiZink, por alcanzar el 27% anual. En su sentencia, el Supremo considera que la referencia del tipo de interés que se aplica en esta categoría de tarjetas tiene que ser el tipo de interés medio de las tarjetas de crédito y revolving, que calcula el Banco de España y que ronda el 20%. Por ello, los magistrados equiparan los intereses que gravan las deudas de las revolving a la usura. 

En ARC Abogados y Asesores hemos logrado que decenas de clientes resuelvan su problema con su tarjeta revolving, recuperando el dinero pagado en concepto de intereses y comisiones y anulando el contrato de la tarjeta para siempre.

¿Qué es una tarjeta revolving?

Es una tarjeta de crédito con la que se permite al usuario el pago de lo dispuesto en cuotas mensuales, incluso de hasta 15 o 20 euros al mes. El interés mensual a pagar en este tipo de crédito se aplica al total del capital dispuesto, por lo que las cuotas pequeñas son en un 95% interés, y muy poca cantidad de capital amortizado. Esto implica que estemos pagando eternamente, acumulándose deuda, y que los intereses alcancen sumas del triple de la cantidad utilizada realmente.

¿Cómo son sus intereses?

En el caso de la tarjeta revolving, no se permite extinguir la deuda de una sola vez al mes siguiente, por lo que, aunque siempre pague sus cuotas mensuales, el usuario verá como esta disminuye muy paulatinamente. Esto es así también porque los intereses que gravan la deuda pendiente son extremadamente altos, de hasta el 27%. Para una deuda de 1.000 euros, con una tasa anual equivalente (TAE, que incluye no solo el tipo de interés nominal sino también comisiones y gastos) del 25,61%, y pagando cada mes 25 euros para saldarla, se tardaría hasta seis años y 10 meses en devolver la cantidad solicitada. Y no solo se habrán devuelto los 1.000 euros, sino que se habrán pagado 1.031 euros de intereses, es decir, la misma cantidad que se adeudó, según un ejemplo elaborado por la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin).

¿Por qué se llama ‘revolving’?

No es más que un crédito que se renueva de manera automática a su vencimiento mensual, de tal forma que en realidad es un crédito rotativo equiparable a una línea de crédito permanente, según la definición del Banco de España.