Puedes. Estos son los requisitos y pasos a seguir para poder trabajar en una segunda empresa con garantías:

Debes comunicarlo a tu compañía y al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Aunque puedes firmar cualquier tipo de contrato laboral, en el momento en que tu empresa requiera de nuevo tus servicios, deberás reincorporarte y causar baja voluntaria en el nuevo trabajo. Si no lo haces, quien hizo el expediente de regulación de empleo temporal podrá despedirte.

Es importante saber que en caso de trabajar durante el ERTE para una segunda empresa, y tras la comunicación al SEPE de causar alta en un nuevo contrato de trabajo, la prestación por desempleo que se viene percibiendo debido al ERTE quedaría suspendida, dado que es incompatible con la percepción de salarios.

Una vez extinguida la segunda relación laboral, el trabajador volvería al ERTE, previa comunicación al SEPE recuperando el cobro de la prestación por desempleo tal como venía haciendo.