886 13 05 98

LA HERENCIA EN VIDA EN GALICIA: PACTO DE MEJORA Y APARTACIÓN.

La posibilidad de heredar en vida de nuestros ascendientes es una opción exclusiva de ciertos territorios con derecho histórico foral en nuestro país, siendo Galicia uno de ellos. La opción de transmitir los bienes en vida del causante es un trámite cada vez más solicitado en nuestro despacho, dado que son varias las razones y ventajas que hacen aconsejable llevarlo a cabo:

1.- Razones económicas: actualmente la legislación tributaria en herencias y sucesiones es beneficiosa dadas las exenciones y bonificaciones que se aplican en Galicia. Las transmisiones por herencia valoradas en menos de 400.000 euros realizadas a favor de descendientes directos (hijos y nietos) tienen una bonificación sobre la base del 100%, es decir, quien hereda de su padre o abuelo en vida de este, siempre que el bien no supere los 400.000 euros, no tendrá que abonar NADA en concepto de impuesto de sucesiones, aunque si presentar la liquidación del impuesto.

Habría que liquidar en su caso la plusvalía municipal, solo en caso de bienes inmuebles urbanos, y cuando esta proceda. Estaría así mismo exento en IRPF ya que es una transmisión gravada por el impuesto de sucesiones y donaciones.

2.- Razones prácticas: el causante puede implicarse en la distribución de su herencia, y evitar conflictos futuros entre sus más cercanos. Puede además reservarse el usufructo en alguno o todos los bienes que transmite, reservándose su derecho de uso vitalicio.

Pactos sucesorios en el derecho civil gallego:

La Lei 2/2006 de Dereito Civil de Galicia establece dos figuras distintas:

  • La apartación: entrega de bienes a un heredero forzoso (legitimario) a cambio de que renuncie a esta condición para el futuro. Por tanto, a través de la apartación, el causante puede ofrecer a un hijo la entrega de bienes como cuota “legítima” a cambio de que este renuncie a su condición de legitimario en el futuro reparto de la herencia.
  • El pacto de mejora:es aquel por el cual se conviene a favor de los descendientes (hijos y nietos) la sucesión en bienes concretos, los padres pueden reservarse el usufructo, o incluso pactarse que el mejorado a cambio del bien asuma determinadas obligaciones, como cuidados a sus ascendientes.